Cargando noticias...
12.9 C
Concepción del Uruguay
domingo, julio 14, 2024

La Histórica tuvo su...

A pesar de las bajas temperaturas propias del invierno, la comunidad de nuestra...

Con intensas tareas de...

En primer lugar, es importante destacar que tras la finalización de la repavimentación...

Allanamientos en Concordia

En un operativo llevado a cabo a las 19:20 horas del sábado 13...

Fatal Accidente: Joven de...

En la víspera, se iniciaron las actuaciones correspondientes tras un trágico accidente ocurrido...
InicioTravesíaDe San Luis...

De San Luis al Fin del Mundo: La Aventura en Moto de Mariano Leal

Mariano Leal, un apasionado motoviajero de San Luis capital, emprendió una travesía épica para cumplir su sueño de recorrer Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, y la mítica Ruta 40 desde su kilómetro 0 hasta La Quiaca.

El viaje comenzó el 24 de diciembre de 2023, cuando Mariano, a bordo de su Yamaha XTZ 250 Lander, partió hacia Ushuaia. Después de dos años de preparación, finalmente dio inicio a su aventura desde la Ruta Nacional 3, enfrentándose a las implacables ráfagas de viento de más de 90 km/h y al frío extremo del sur. A pesar de algunos contratiempos y caídas que dejaron su moto dañada y a él con algunos golpes, logró llegar a Ushuaia, obteniendo el ansiado diploma y sello del “Fin del Mundo” que certifica su hazaña en la carretera más austral del planeta.

“Sabía a lo que me enfrentaba, pero la emoción de llegar a Ushuaia superó cualquier adversidad”, cuenta Mariano. Desde allí, comenzó su siguiente desafío: recorrer la Ruta 40 hasta La Quiaca. Hasta ahora, ha completado la mitad de este recorrido, llegando hasta El Sosneado en Mendoza. “Quedé impactado con los paisajes de Mendoza, es increíble las postales que te regala esta provincia”, añade.

Mariano trabaja todo el año como metalúrgico y tornero, ahorrando para poder financiar sus viajes. “Durante todo el año trabajo en mi oficio, y así ahorro para poder viajar”, explica. Este esfuerzo constante es lo que le permite seguir explorando y conquistando nuevos destinos.

En su viaje, Mariano no estuvo solo. Sus padres, Ricardo y Liliana, su novia Agustina, y sus dos fieles compañeros perrunos, Rocco y Verónica, le brindaron apoyo logístico. Viajando en un camión Kia K2500, apodado “Kamaz”, lo acompañaron en cada kilómetro, comunicándose a través de intercomunicadores. “Sin ellos, esta aventura no hubiera sido posible. Su apoyo fue crucial para superar los desafíos del camino”, afirma.

Uno de los momentos más difíciles del viaje ocurrió en Bajo Caracoles, donde sufrió una fuerte caída a 100 km/h debido a las intensas ráfagas de viento. “Tuve una dura caída golpeándome contra el guardarraíl, resultando en una lesión en mi pierna derecha, pero no permitió que siguiera el viaje”, relata Mariano. Aunque su moto sufrió algunas roturas, no fueron graves y pudo continuar su travesía.

El próximo verano, Mariano planea terminar la otra mitad de la Ruta 40, recorriendo los 2,000 kilómetros restantes hasta La Quiaca. Pero su sueño no termina allí. Con la ambición de unir los dos extremos del continente, planea continuar su viaje hacia Alaska, recorriendo la Ruta Panamericana de “punta a punta”. Consciente de los 50,000 kilómetros que le esperan, Mariano está determinado a cumplir este sueño que ha tenido desde hace muchos años y que comparte con muchos motoviajeros.

“Fue una odisea y una aventura que duró un mes y cinco días, recorriendo un total de 11,000 kilómetros. Este viaje me ha enseñado que no hay sueños imposibles si te preparas y te rodeas de las personas adecuadas”, concluye Mariano.

Mariano Leal está disponible para entrevistas y comparte su historia con la esperanza de inspirar a otros a perseguir sus sueños de viajar en moto. “Viajar en moto es una forma de vida, una manera de explorar el mundo y descubrirse a uno mismo”, dice. Con fotografías que capturan cada momento de su viaje, Mariano busca difundir su aventura en las redes sociales y motivar a otros a seguir sus pasiones.