fbpx

Un argentino se hartó de la música del vecino y creó una maquina “anti reggaetón” para silenciarlo

Un argentino fastidiado por la música en su vecindario hizo un dispositivo que quita el volumen de altavoces

Roni Bandini, un argentino cansado por los conflictos que tenía con sus vecinos que escuchaban música, en especial reggaetón con un volumen alto y a largas horas de la madrugada, decidió crear ‘Reggaeton-Be-Gone’, un sistema capaz de silenciar altavoces en un rango de distancia.

Esta situación podría tener una solución con el uso de la inteligencia artificial y una tecnología específica implementada en un dispositivo.

Este dispositivo, fruto de la inventiva y la tecnología, promete mitigar las molestias provocadas por el alto volumen de este género musical emanado de los altavoces vecinos.

Esto se dio a través del uso de una avanzada tecnología Bluetooth e inteligencia artificial, donde este dispositivo es capaz de identificar automáticamente las características sonoras específicas de este género musical y, acto seguido, silenciarlo al instante, algo que puede tener varias sensaciones encontradas.

Este es el prototipo que usó Roni Bandini para diseñar el silenciador de altavoces

Cómo funciona el silenciador de reggaeton

El funcionamiento del Reggaeton-Be-Gone se basa en un sofisticado sistema de reconocimiento de audio, el cual ha sido entrenado para distinguir las particularidades del reggaetón.

Una vez identificada la música, el dispositivo se conecta por Bluetooth al altavoz desde el cual se reproduce el sonido, y envía una señal que reduce el volumen de manera automática.

La eficacia de este sistema es el resultado de una base de datos de canciones de reggaetón y algoritmos de aprendizaje automático sobre los que Bandini ha trabajado.

No obstante, el invento no está exento de limitaciones y controversias. Una de las principales restricciones es su habilidad para reconocer y actuar únicamente sobre el reggaetón, dejando de lado otros géneros musicales que también pueden ser objeto de conflicto.

Además, su funcionamiento requiere del permiso previo del vecino para acceder a su sistema de sonido a través de Bluetooth, lo que plantea un desafío en ciertas situaciones.

Las personas están cansadas del ruido de los vecinos

La propuesta de Bandini ha generado un debate interesante sobre las maneras en que se deberían abordar las molestias por ruido vecinal.

Mientras algunos ven en el Reggaeton-Be-Gone una solución práctica y eficiente, hay quienes están a favor de métodos más tradicionales y conciliatorios, como el diálogo y el acuerdo mutuo entre vecinos.

Esta postura sugiere que, más allá de las soluciones tecnológicas, la base para una convivencia armoniosa radica en el respeto mutuo y la comunicación.

El debate en torno al Reggaeton-Be-Gone y sus implicaciones también refleja una problemática más amplia sobre cómo la sociedad enfrenta la contaminación sonora en entornos compartidos y cómo se equilibra la innovación tecnológica con las dinámicas de las relaciones interpersonales.

El uso de inteligencia artificial para solucionar problemas cotidianos

El invento de Bandini destaca por su enfoque singular al aplicar tecnología de punta para resolver un problema cotidiano, invitando a una reflexión profunda sobre los límites y potencialidades de la tecnología en la gestión de conflictos vecinales.

En última instancia, el caso del ‘Reggaeton-Be-Gone’ arroja luz sobre la creciente búsqueda de soluciones que promuevan una mejor convivencia en el ámbito urbano, poniendo sobre la mesa la necesidad de encontrar un equilibrio entre la innovación y las relaciones humanas.

A medida que la tecnología continúa avanzando y modificando la convivencia, proyectos como el de Bandini representan un interesante punto de partida para repensar las maneras en que se puede coexistir de manera más pacífica y respetuosa en comunidad.

Más reciente

leer más