Un comerciante local, sufrió una estafa por vender en Redes sociales

232

El día de ayer se recibe una denuncia en sede policial por parte de un comerciante del rubro librería, quien manifestó que, en su comercio, además de poseer venta al público, realiza ventas por intermedio de diferentes redes sociales con diferentes métodos de cobro, entre los cuales se encuentran las transferencias bancarias.

Así es que, el día de ayer recibe por intermedio de la aplicación WhatsApp un mensaje, el cual le solicitaba un pedido de diferentes productos de librería, los cuales serían abonados por intermedio de transferencia bancaria a la cuenta del comerciante.

Una vez que el pedido se encontraba listo para retirar el cliente le envío al comerciante la foto del supuesto comprobante de pago, informándole además que el pedido será retirado por un empleado de cadetería, y por lo cual nunca existe contacto directo con el supuesto comprador.

El comerciante procede a realizar un control de las ventas realizadas por este método, constatando que los comprobantes que le fueran enviados por el cliente eran falsos, ya que el dinero no ingresó nunca a su cuenta, operaciones que datan desde el mes de diciembre del año pasado, realizadas por el mismo cliente con pedidos por diferentes montos.

Luego de realiza la correspondiente denuncia, los efectivos policiales realizan un trabajo de investigación con la fiscalía en turno, llevando adelante en la tarde de hoy un procedimiento policial en una vivienda del Barrio La Tablada, notificando de la medida a una joven de 34 años de edad, a quien se la identifica en el marco de la causa. Como resultado del procedimiento se logró el secuestro de mochilas, cartucheras, mapas, hojas, carpetas, y demás elementos de libraría, que corresponderían con los adquiridos mediante el ardid referido.       

En virtud de dicha modalidad delictiva, se sugiere a los comerciantes que utilicen esta modalidad de pago, que corroboren en su cuenta efectivamente el ingreso del dinero, ya que las imágenes de los comprobantes pueden ser falsificados fácilmente.